lunes, 3 de julio de 2017

CARTAS A VID (11)

3.7. 2017. HEMOS CAMBIADO TU SITIO…


Se me acumulan los muertos/los deberes/los débitos…

El año pasado, mientras hacía el Camino de Santiago, ponía  en los monolitos una piedrecita por ti y otra por  Bolitx (Antxon González Gabarain),  un peregrino que murió de ELA en 2012, con apenas 40 años.

Soy un dolor andante: me duelen el talón, las costillas, las caderas…; no obstante,  sigo andando: durante el curso escolar, de octubre a junio, para escribir mis diarios y, en septiembre, mientras hago el Camino. Para mí, parafraseando a Goethe, “andar es vivir”…

El año pasado, en una revisión fortuita, le descubrieron a mamá un aneurisma abdominal de aorta (lo llaman AAA). Pero le pusieron una “camisetilla” y, por el momento, está bien. Ahora va a por la rodilla derecha, que le da muchos problemas. O no…Cada dos por tres nos da un susto. El penúltimo: se le puso la pierna de la prótesis toda morada por una rotura fibrilar del gemelo…El último, una hemorragia de nariz bestial a cuenta de un medicamento que le habían puesto para hacer la sangre más líquida…

En los Encuentros Marco-Julio, que los hermanos hacen desde  mayo-junio de 2004, falló, por primera vez, Josemi. Tiene que dedicar todas sus energías a luchar contra una “Anemia hemolítica autoinmune de origen idiopático”. (¡Contra…!) Pero vino en agosto a la fiesta del tío Paco. ¡Qué ilusión!

Qué bien lo hubieras pasado en el 80 cumpleaños de Paquito: nos vestimos tod@s (unas 50 personas, niños incluidos) con camisetas del Atleti (su equipo del alma), desde papá -con casi 90 años, al primo más pequeño, de apenas uno- y le dimos la sorpresa de su vida. Cómo lloró…


La tía Marta iba de lo más elegante con su peluca rubia, que no desdecía nada de su “melena” teñida, su orgullo (como el de mamá es “sus carrillitos”…). El tío Carlos, poco después de la fiesta, fue diagnosticado de leucemia. Dice que no tiene demasiada sensibilidad en los dedos, pero resiste. Nos vamos haciendo todos un poco mayores…

Yo ya he dicho que cuando me haga muyyy vieja, no me importará que no me corten el pelo ni me compren ropa nueva, mientras esté limpia; pero que quiero oler siempre bien (la colonia puede ser a granel, de tres euros el litro: no soy quisquillosa…).

Papá ha ido a GAES, por fin. Pero en cuanto le han dado los presupuestos, ha salido corriendo como alma que lleva el diablo. Creo que tendremos que seguir haciendo los autodefinidos a gritos… ¡No! ¡Que se ha puesto audífonos…!


No hay comentarios:

Publicar un comentario